Home » Álamos, Sonora

Álamos, Sonora

Oh, puedo platicarles durante horas de las maravillas de mi estado… y una de las mejores joyas de los sonorenses es el pueblo mágico de Álamos, Sonora.

En años recientes ha adquirido más fama gracias a varias películas y telenovelas mexicanas. Durante décadas ha sido un lugar de retiro para los viejitos gringos, pero poco a poco se esta explotando mucho más el potencial turístico de este pueblo.

¿Cómo llegar a Álamos, Sonora?

Para llegar a Álamos desde la Ciudad de México, me temo que lo más sabio es que compres un boleto de avión (entre $1600 y $5000 MXN) al aeropuerto de Ciudad Obregón, y de ahí manejes una media hora hacia Navojoa, te comes unos tacos y manejas una hora más a Álamos, Sonora.

Álamos se encuentra al sur de sonora, metido en los cerros de la Sierra Madre Occidental de México. El pueblo existe gracias a la actividad minera que tuvo durante muchos años, pero ha sido también parte importante de la historia de México. En el siglo XX estuvo un poco abandonado y casi llegó a ser pueblo fantasma, pero hoy es más un escenario increíble para la cultura y el ecoturismo. No por nada es oficialmente un pueblo mágico.

Álamos, Sonora, México

A finales del mes de enero de cada año, se realiza en Álamos, Sonora, uno de los festivales culturales más importantes de todo el norte de México: el Festival Internacional Alfonso Órtiz Tirado (FAOT). Durante más de una semana, las calles se llenan de gente y puestos ambulantes, los teatros presentan espectáculos de talla internacional con la mejor música de cámara, sopranos y tenores increíbles; las viejas cazonas sirven de escenario para bandas de rock alternativo, las estudiantinas y las bandas sinaloenses salen a darle vida a los callejones, hay talleres y exposiciones de arte; los hoteles al 100% de su capacidad. Es un momento increíble para el pueblo y en general para todo el estado de Sonora.

Las calles se llenan de cosas deliciosas: tacos de carne asada, hot dogs, pizzas artesanales, burritos con tortillas sobaqueras.

Tortillas sobaqueras Sonorenses, hechas por manos de mujeres yaquis.
Tortillas sobaqueras Sonorenses, hechas por manos de mujeres yaquis.

El FAOT no es el único festival que se realiza en Álamos, existen otros como el Festival Internacional de Cine “Álamos Mágico”.

Sin embargo, Álamos, Sonora siempre es bello. Es increíble llegar al pueblo a mitad del año (aunque el clima puede llegar a ser DEMASIADO CÁLIDO) y disfrutar con tranquiliad del Templo de la Purísima Concepción, la arquitectura, el kiosko, el mirador, los museos, galerías de arte, restaurantes y spas que hay en el lugar.

El paisaje natural que rodea al pueblo es igualmente espectacular. Muy cerca de Álamos se puede llegar al arroyo de Cuchujaqui (aunque no todo el año lleva agua) que es parte de una reserva natural protegida.

Se puede ir a Álamos de fin de semana, pero vale la pena quedarse y explorar un poco más sus alrededores.

 

 

 

 

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *